Entradas

Guía para encontrar el suelo de madera ideal para tu hogar:

Desde Interfusta queremos aconsejarte unas pautas para saber elegir el suelo de madera más adecuado para tu hogar y que combine perfectamente con la decoración que has utilizado o piensas utilizar.

Empezando:
Hay que considerar que el suelo de madera se desgasta por diferentes motivos. Aunque con un tratamiento adecuado el suelo de madera puede ser más perecedero que cualquier otro. La gran ventaja es que dentro de los suelos de madera se pueden encontrar multitud de gamas, clases, tonos y precios.

Cómo comprar:
Para determinar la cantidad de suelo de madera que necesitas, mide los metros cuadrados de la zona elegida para revestir el suelo, a la hora de realizar la compra, hay que comprar un poco más por si hubiesen errores.

Una vez comprados y antes de instalar el suelo de madera o laminado, hay que sacarlo de las cajas y dejar que repose durante uno a tres días en el espacio donde se instalará de forma que pueda adecuarse a su temperatura y el grado de humedad que haya en la estancia.

Elegir la madera adecuada:
A la hora de la elección debes tener el precio que desees gastarte en mente para poder descartar los que se salgan del presupuesto, así quedarás entre menos opciones y una vez establecido más o menos el tono pasamos a elegir el tipo de la madera y el color. Todo esto dependerá casi por completo de la decoración o el ambiente que tengas pensado.

No se utilizan los mismos tipos de madera para el banco de la cocina que para los muebles del comedor o el suelo de madera.

Si te informas a través de buenos profesionales como puede ser el equipo de Interfusta, te asesorarán de la mejor manera y dándole siempre varias opciones.

El suelo de madera además de estar hecho por un material natural y único, es muy elegante y adecuado para cualquier ambiente, pero lleva un cuidadoso mantenimiento.

¿Cómo abrillantar el suelo de madera?

El suelo de madera es una de las partes de la casa que más mantenimiento requiere, pues es necesaria una limpieza mucho más regular y constante que en el resto de la casa.

Para limpiar los suelos de madera hay que tener varias cosas en cuenta, en primer lugar y más importante son los productos de limpieza que utilizas para limpiar el suelo.

Desde Interfusta os vamos a dar unos consejos para abrillantar y mantener lo mejor posible vuestro suelo de madera, ya que si se cuida bien, la madera es de los materiales más duraderos.

Primero hay que coger el cubo de fregar y llenarlo de agua tibia aunque también se recomienda utilizar agua caliente, una vez tengamos el agua hay poner un chorro de vinagre normal, como ya sabéis, el vinagre tiene muchas cualidades y se utiliza mucho en la limpieza del hogar por los resultados que se obtienen.

Tanto para los muebles de madera como para el suelo si queremos quitar alguna mancha concreta, hay que utilizar un paño húmedo, sin mojar demasiado la madera. Es imprescindible evitar limpiarlo con abundante agua, la humedad es enemiga del parquet y puede provocar levantamientos en la maderas.

Finalmente se tiene que dejar secar poco a poco para obtener un buen resultado.

Además para el mantenimiento del brillo se recomienda echar cada dos o tres meses una fina capa de aceite de oliva sobre el suelo de madera y esparcir con un trapo limpio o arrastrando un paño con los pies, con esta acción se evitará que la madera se reseque y los pisos quedarán brillantes siempre.

Y para que este proceso sea lo más efectivo posible es importante no dejar que la suciedad se pegue sobre la madera, para ello límpielo a menudo eliminando el polvo con una mopa o un trapo seco.

¿Quieres ponerte el suelo de madera tú mismo?

En Interfusta una de nuestras especialidades son los suelos de madera, pero ponemos facilidades para que todo el mundo pueda realizar su sueño.

¿Estás pensando en ponerte un suelo de madera en casa y no te viene bien el precio? Los suelos de madera tienen una apariencia muy elegante y cálida, se comercializa en láminas y es todo un acierto para cualquier casa, nosotros te ayudamos a ahorrar costes  poniéndotelo tú mismo en casa y además te enseñamos cómo se pone.

El suelo donde se va a colocar el suelo de madera debe estar liso, nivelado, limpio y exento de humedades. Las humedades y el nivelado es lo más importante; si hay humedad, eliminar primero la causa y esperar a que la superficie esté completamente seca y si no sabes cómo nivelar utiliza pasta niveladora.

Recuerda que el suelo de madera levanta al menos 12 mm, por lo que tienes que estar pendiente del bajo de las puertas por si hace falta cepillarlas.

Es mejor acabar siempre la instalación en la puerta, se puede empezar  junto a la pared más lisa o  también en la pared frontal a la puerta. Si lo haces por un rincón, confirma que éste esté a escuadra, es recomendable empezar por un área cuadrada y medida.

Utiliza un listón guía sobre el suelo que te ayudará a no torcerte al apoyar sobre él las piezas.

Prepara y remueve el adhesivo para suelos de madera y aplícalo sobre el suelo de manera uniforme con la rasqueta dentada. Lee atentamente en el recipiente del adhesivo el tiempo que tienes para colocar las láminas para no aplicarlo en más zona de la que toque.

Una vez  listo, vamos a pasar a la colocación. Debes colocar la primera pieza con sumo cuidado, esta tira de madera va a macar toda la alineación posterior. Es importante que entre pieza y pieza no quede ningún espacio, si el adhesivo rebosa por las juntas, límpialo inmediatamente con un paño humedecido en agua.

Se recomienda dejar junto a las paredes una junta de dilatación de entre 5 y 7 mm. Esta junta se tapa posteriormente con el rodapié.

Sigue así durante toda la habitación dónde lo estés colocando, con estas indicaciones, tiempo y paciencia seguro que obtienes un buen resultado.