cabecero

Tres ideas para vuestro cabecero que son pura inspiración

No siempre es necesario una reforma para dar un aire nuevo a nuestro hogar, a veces sólo es necesario un lavado de cara. Pequeños cambios y detalles que hacen que la decoración de nuestra casa respire aire fresco. Pero hoy queremos de hablar de una estancia en particular, nuestro dormitorio. Pasamos años con el mismo formato de habitación y son muy pocas las veces que decidimos cambiarlo pero, ¿por qué?.

Hoy desde Interfusta os vamos a dar tres soluciones para que vuestro dormitorio parezca diferente. Lo mejor de todo es que cambiando sólo un elemento conseguiremos un resultado genial. Estamos hablando del cabecero de nuestra cama, cambiando ese detalle nuestra habitación se transformará por completo.

Cabecero de madera

Nuestra primera opción es optar por un cabecero de madera y es que no son tan complicados de conseguir. Podemos coger un tablón de madera del mismo tamaño que nuestra cabeza y restaurarlo, es decir, limpiarlo, pintarlo y barnizarlo. Algunas personas prefieren el color natural de la madera mientras que otras deciden pintar alguna palabra o frase en él.

cabecero-madera

cabecero

Cabecero en forma de cuadros

Otra opción que existe es no poner ninguna pieza que actúe como cabecero y a cambio poner varios cuadros de diferentes tamaños. Al final, la sensación en el espacio es la misma pero se transmite de forma diferente. Nuestro consejo es que utilicéis la misma gama cromática en las fotos o láminas que decidáis poner, pues da mayor sensación de tranquilidad. Y ya si os animáis y lo queréis todo, podéis combinar madera y cuadros, ¡el resultado es genial!.

cabecero

cabecero

Cabecero de luces

Las palabras con luces o bombillas sueltas también son válidas en nuestra habitación y la verdad es que poco a poco van cogiendo popularidad. Lo mejor de ellas es que dan un toque boho chic que queda genial y da un toque muy actual.

cabecero-luces

cabecero

Para más información, no dudes en consultarnos. Os esperamos en Interfusta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *