Plantas de interior para decorar tu vivienda

Os mostramos cuatro plantas de interior más socorridas para tener en casa. Fáciles de mantener porque no necesitan luz natural, sólo luz indirecta así que son válidas para cualquier rincón de tu casa sin necesidad de que les inunda la luz solar.

Además dos de ellas son casi indestructibles con lo que te lo ponemos muy fácil para su mantenimiento. Las dos primeras las hemos elegido porque además son tendencia y es que, aunque ninguna planta natural puede dejar de estar de moda, estas dos llenan muchos de los espacios más instagrameados o pineados del momento.

PLANTAS DE INTERIOR CON TENDENCIA, LA SANSEVIERIA Y LA MONSTERA
Aunque le gusta la luz y crecerá mejor con ella, es tan resistente que crecerá también sin ella, aunque en menor tamaño y consistencia. Por eso, si quieres que alcance la altura de 50 centímetros a los que suele llegar cómprala ya crecida si va a tener poca luz. También hay que tener en cuenta que es de crecimiento lento, a ritmo de tres o cuatro hojas al año.

No necesita crecer en ambientes húmedos y necesita poca agua. De hecho uno de los riesgos es que se “ahogue” si se abusa del riego así que deja que hay que colocarla en una maceta drenante y dejar que se seque por completo el compost o tierra antes de regarla de nuevo. Aunque dependerá de la temperatura de tu casa o de si es invierno o verano, puede ser suficiente regarla cada quince días o tres semanas.

Otra de las grandes ventajas de la Sansevieria que la hace perfecta para el interior es que es una de las especies de plantas purificadoras del aire, dicho y probado por la Nasa.

La Planta Monstera o costilla de Adan, aunque nos reconocemos un poco hartos del “boom” de la monstera en todo tipo de accesorios del hogar (manteles, salvamanteles, colchas, cuadros, láminas, cuadernos…), no nos cansaremos nunca de la planta real y sus preciosas y grandes hojas verdes.

La Monstera o costilla de Adan es una de las mejores plantas de interior de tu casa porque no necesita de sol directo y la temperatura óptima para su crecimiento está entre 20º-25º, lo que se suele corresponder con la temperaturas interior de una vivienda.

En cuanto al riego, en este caso no hay que dejar que la tierra se seque completamente entre riego y riego. Aproximadamente necesitarán un riego semanal en primavera-verano y cada doce días en invierno. Eso sí, le gusta mucho la humedad por lo que hay que pulverizar sus hojas frecuentemente.

Debes mantener las hojas sin polvo por lo que hay que pasar un paño húmedo por las hojas de vez en cuando. Como es una planta que crece abundantemente vigila las hojas y si hay alguna que se seca, eliminadla para evitar que se convierta en un vehículo de enfermedades parasitarias.

PLANTAS DE INTERIOR INDESTRUCTIBLES, EL TRONCO DE BRASIL Y EL POTOS

Tronco de brasil, esta es una planta muy fácil de cuidar que requiere de muy pocos cuidados así que es perfecta para los iniciados o los que dicen no tener mano con las plantas de interior. El tronco de Brasil se reconoce por su grueso tronco marrón del que brotan grandes y lucidas hojas verdes. El tronco de Brasil prefiere la luz pero nunca debe darle el sol directamente así que vuelve ser perfecta para cualquier rincón de tu casa. Es de clima cálido por lo que no soporta las temperaturas bajas, y por bajas nos referimos a temperaturas inferiores a los 14º.

Necesita poco riego, será suficiente con regarla cuando la tierra esté seca, una vez a la semana o cada doce días aproximadamente. Eso sí, de nuevo hazte con un pulverizador para rociar las hojas de vez en cuando porque es una planta de ambientes húmedos.

 

No te extrañe que las hojas inferiores amarilleen y se caigan porque forma parte del cliclo de crecimiento de la planta pero controla que no se sequen las hojas porque en ese caso necesitarán más humedad.

El Potos o photos, esta planta es otra de las indestructibles y es perfecta para habitaciones al norte o sin luz directa. El potos es una planta de hojas medianas y verdes cuyos tallos finos y flexibles llenos de hojas colgaran o treparan según prefieras. Dependerá de si las sitúas en un alto para que sus ramas cuelguen o de si pones guías para que trepen por las paredes. Sobreviven bien en temperaturas que oscilan entre 16º a 21º y no soportarán mínimas a partir de 6º.

El riego también es escaso. Controla de nuevo que se seque la tierra entre riego y riego lo que ocurrirá aproximadamente cada semana o cada doce días, y poda o elimina las ramas que se quedan sin hojas. Es una planta muy agradecida en cuanto al crecimiento por lo que se recomienda para iniciados sin experiencia en plantas de interior que pronto se sentirán orgullosos al ver como crecen.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *